La tensión entre Rusia y EEUU hace subir el precio de los carburantes.

Cuando dos grandes potencias mundiales de oriente y occidente echan un pulso, es el ciudadano el que acaba pagando las consecuencias. Las últimas tensiones entre la Casa Blanca de Trump y el Kremlin de Putin, han dado como consecuencia un repunte del precio de los carburantes en un 1,3%, como podéis leer en este artículo de El País.

https://elpais.com/economia/2018/04/12/actualidad/1523539015_097230.html

Las previsiones siguen siendo de subida, los combustibles se seguirán encareciendo en los próximos años. Por suerte, la tercera generación de dispositivos AstreA ya está en el mercado y cumplen lo que prometen, ayudar al particular y al mundo de la empresa a ahorrar en su consumo de carburante y emitir notablemente menos contaminación a la atmósfera.

ÚNETE AL MOVIMIENTO INNOECO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *